By demon
Nov 10, 2020

Así es Starlink, el proyecto global de internet de Elon Musk.

La compañía de tecnología aeroespacial SpaceX continúa trabajando en su proyecto Starlink, una red de internet de alta velocidad que funcione a nivel global a través de satélites alrededor de la Tierra, lo que ha suscitado las críticas de astrónomos.

El objetivo de la empresa, propiedad de Elon Musk, a quien también pertenece la firma de vehículos eléctricos Tesla, es desplegar 12.000 satélites para "ofrecer internet de banda ancha de alta velocidad a ubicaciones donde el acceso ha sido poco confiable, costoso o no disponible", explica en su página oficial. SpaceX espera poder comenzar a dar servicio en el norte de Estados Unidos (EE UU) y Canadá en 2020, y llegar a casi todas las zonas pobladas el próximo año.

Estos satélites tienen un diseño compacto que aprovecha al máximo el Falcon 9, el cohete que los pone en órbita, y pesan unos 260kg. Tiene cuatro antenas muy potentes que le otorgan de una gran capacidad de rendimiento y que pueden redirigirse rápidamente.

También están compuestos por paneles solares y sistemas de propulsióniónicos alimentados por criptón, lo que les permite moverse y deshacerse al final de su vida útil. Además, cuentan con rastreador de estrellas, lo que les da la capacidad de colocarse en el sitio exacto para garantizar el mejor funcionamiento posible de la banda ancha. De igual forma, tienen un sensor que detecta los escombros para evitar que colisionen con ellos.

Deja un comentario